Bélgica,  Viajes

Antes de viajar a Bélgica: Brujas, Gante y Bruselas

Como suelo hacer, antes de explicar la ruta por un país que haya visitado, hago un post sobre algunas cosas a tener en cuenta antes de viajar, en este caso a Bélgica (Brujas, Gante y Bruselas): clima, traslados, transporte, horarios…

En el puente de diciembre del 2018, nos fuimos a pasar unos días a Bélgica, en concreto a la región de Flandes. Salíamos un sábado, llegando por la noche justo para dormir y madrugar al día siguiente, y volvíamos un miércoles por la tarde, por lo que podíamos aprovechar la mañana. Así que teníamos tres días enteros y una mañana que organizamos de la siguiente forma: un día en Brujas, otro en Gante y día y medio en Bruselas.

Me pareció un viaje precioso, las tres ciudades me gustaron, cada una por una razón que ya iré contando y es cierto que en esta región de Flandes hay otras ciudades también preciosos para visitar, como Amberes, Lovaina o Malinas; pero si es la primera vez que vas y no tienes muchos días, como era nuestro caso, creo que son los tres destinos que no puedes dejar de ver.

Además viajamos en el puente de diciembre por lo que estaba todo decorado de Navidad, lo que hace súper especial estas ciudades, llenas de decoración navideña, luces, mercadillos… Para mí vale la pena pasar el frío helador que hace si puedes disfrutar de ese ambiente.

DATOS DE INTERÉS

Bélgica es un país europeo miembro de la UE que se encuentra al noroeste de Europa. Está dividido en tres regiones: Flandes, región de Bruselas-capital y Valonia.

Hay que destacar el papel fundamental que tiene Bruselas dentro de la UE, allí se encuentran sus principales instituciones: el Parlamento Europeo, la Comisión Europea, el Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea, además de otros organismos.

Antes de organizar este viaje, mirando por Internet encontré la página web https://www.visitflanders.com/, en la cual además de encontrar gran cantidad de ideas para hacer, guías de las diferentes ciudades…, puedes pedir que te mandaran por correo postal planos de las ciudades que quisieras de manera gratuita, lo cual me pareció muy cómodo para llevar ya todo mejor organizado. Así que pedí un plano de cada una de las ciudades que íbamos a recorrer.

En cuanto al idioma, una de las características más llamativas de este país es la diversidad lingüística que existe: en la región de Flandes se habla flamenco; en Bruselas capital son oficiales el francés y el flamenco; y, luego, hay una pequeña zona al este del país en el que se habla alemán. Pero, a pesar de esta variedad de idiomas, con el inglés puedes manejarte por cualquiera de estas ciudades, ya que están más que acostumbrados al turismo.

La moneda es el euro, así que no hay que cambiar dinero. En cuanto al móvil tampoco tendremos que hacer nada, ya que ya hace tiempo que han eliminado el problema del roaming en la UE. Y tampoco tendrás problemas con los enchufes, pues son iguales que aquí en España.

Al ir a Bélgica, yo no contraté ningún seguro puesto que la tarjeta sanitaria europea es válida allí, pero eso ya es decisión de cada uno y está claro que un seguro nunca está de más.

El huso horario es el mismo que en España, así que tampoco tendremos que hacer cambios en nuestros relojes.

CLIMA

Como siempre, una de las preguntas más importantes es ¿cuándo viajar, eN qué época del año? Y, para mí, la respuesta cuando hablamos de Europa es casi siempre la misma. Las mejores épocas son el otoño y la primavera, por varias razones: el clima es más agradable, no hace tanto frío (aunque siempre hará falta abrigo), los días son algo más largos y evitamos las aglomeraciones del verano.

Sin embargo, en este caso nosotros quisimos ir en diciembre para visitar Bélgica con el ambiente navideño, lo cual es algo que realmente recomiendo, porque si ya de por sí ciudades como Brujas o Gante tienen una apariencia de cuento (sobre todo Brujas), con la decoración navideña todavía son más bonitas. Eso sí, hace mucho frío, no hay que olvidarse de abrigos, bufandas, gorros y guantes.

Y fundamental el paraguas, vayas en la época que vayas, en Bélgica llueve casi todos los días. Aunque he de decir que nosotros no pudimos tener más suerte porque, a pesar de estar donde estábamos y de ser pleno diciembre, tuvimos días de sol, lo cual se agradece mucho.

VUELOS

Como habitualmente, elegimos la compañía Ryanair para volar desde Zaragoza a Bruselas. El aeropuerto en el que aterrizábamos allí era Bruselas Charleroi que se encuentra a unos 55 km. de Bruselas.

Desde Zaragoza hay una gran cantidad de ofertas para viajar a Bruselas y por 20 euros ida y vuelta por persona pudimos volar a este país.

Salimos un sábado a las 19:30 y en dos horas ya estábamos en Bruselas y volvimos un miércoles a las 17:30.

TRASLADO DESDE EL AEROPUERTO

El aeropuerto de Bruselas Charleroi se encuentra a unos 55 km. de la capital, es decir aproximadamente una hora de viaje, pero es el elegido por las compañías de bajo coste.

Hay distintas formas para llegar a la capital (o las ciudades principales del país, si vuestro alojamiento no lo vais a tener en Bruselas, como Brujas o Gante):

  • Servicio de traslado: con antelación puedes contratar este servicio que claramente es el más cómodo, pero también el más caro, a partir de 80 euros puedes llegar a Bruselas. Es similar al taxi, pero con un precio ya prefijado y además el conductor os estará esperando en el aeropuerto.
  • Autobús (Shuttle bus): nosotros elegimos esta forma para llegar al centro de la ciudad. La compañía de autobús Flibco conecta el aeropuerto con el centro cada 30 minutos y llegas en aproximadamente en una hora a la estación Bruselas-Midi, desde la cual hay muchas combinaciones al resto de direcciones, ya sea por autobús, metro o tranvía, aunque nosotros al llegar tan tarde preferimos coger taxi. 

El precio del billete es de unos 34 euros ida y vuelta por persona, pero si lo coges con antelación por Internet puedes ahorrarte dinero, a nosotros, por ejemplo, la ida y la vuelta para dos personas nos salió a 56,80 euros. Para llegar a la parada de los autobuses, tenéis que salir por la Exit 4 y buscáis la zona donde estén aparcados los autobuses BRUSSELS CITY SHUTTLE. Siempre hay mucha cola, pero el billete es válido para el día seleccionado y hasta las 4:00 horas del día siguiente, por lo que solo toca esperar y al final conseguiréis subir en el bus para que os lleve a la ciudad. Eso sí a la vuelta, en la estación Midi, en la Rue de France (no hay mucha pérdida porque veréis carteles y una gran cantidad de gente haciendo cola), id con bastante tiempo, unas 3 horas antes de la salida del vuelo y con 15 minutos de antelación de la salida del autobús, ya que, como digo, siempre se pueden producir retrasos por la cantidad de gente que habrá esperando a los buses. 

Mi recomendación es que los tickets del bus los llevéis ya comprados desde Internet, porque una vez allí tienes preferencia. La salida del primer autobús desde el Aeropueto de Charleroi a Bruselas sale a las 7h 50 y el último a las 00h 54. El primero de Bruselas al aeropuerto Charleroi sale a las 3h 30 y el último a las 23h 25. (Estos horarios pueden sufrir variaciones, por lo que lo mejor es que consultes en el enlace que he dejado).

Si os habéis retrasado a la vuelta, una de las opciones es que en el misma estación, justo en frente de la parada de los autobuses, taxistas se ofrecen a llevar a varias personas por un precio fijo de entre 20 y 25 euros por pasajero. Con esta misma compañía, se puede viajar también a otros destinos de Bélgica, como Brujas o Gante.

  • Tren: desde el aeropuerto está la posibilidad de coger un autobús por 3 euros a la estación de tren de Charleroi y una vez allí coger el tren a Bruselas por unos 15 euros, pero no vale la pena teniendo un autobús directo desde el aeropuerto.
  • Taxi: mucho más caro y con menos formalidad que el servicio de traslados.

ALOJAMIENTO

Esta vez, cogimos un apartamento, a través de Airbnb, en Bruselas para todos los días. Otra opción habría sido cogerlo en otra ciudad de las que íbamos o ir cambiando de hostal/apartamento cada día, pero nos pareció más cómodo quedarnos en la capital por temas de transportes, servicios…

El apartamento que cogimos fue el Studio near Tour&Taxi #15 y fue una gran elección. Sí que es cierto que no estaba en el centro, pero estaba a una distancia prudente del centro y también del Atomium y cerca de paradas de metro, autobús y tranvía, así que era realmente cómodo. La zona era tranquila, con algún restaurante y supermercados cerca.

En cuando al apartamento era muy pequeñito, pero muy cuco y cómodo, nosotros no necesitábamos más. Es un estudio con una sola habitación donde tienes la cama, una mesa y una pequeña cocina suficiente para dos personas y luego el baño separado. Tiene calefacción.

En cuanto a los dueños, fueron muy amables y súper atentos desde el primer día, nos explicaron todo genial, además sabían español lo cual era muy cómodo, puesto que la mujer era española, aunque a nosotros nos vino a recibir su marido. Nos explicó el funcionamiento de todo y nos dio recomendaciones de sitios que visitar. Así que en general 100% recomendable.

En cuando al precio, para 4 noches pagamos 231,22 para dos personas.

TRANSPORTE URBANO

En Bruselas, los medios de transporte urbano que podrás utilizar son el metro, el tranvía y el autobús. Dependiendo de la zona a la que quieras ir y en la que te alojes, será mejor uno u otro. Mi recomendación es que te descargues la aplicación para móviles de STIB, con información sobre el estado de las líneas y rutas en tiempo real. 

Los billetes para todos estos medios de transporte son los mismos y tienen el mismo precio. Tienen una validez de una hora desde que se validan por primera vez (el billete siempre ha de marcarse en los aparatos naranjas diseñados para ello. Haced esto siempre antes de subir al metro, y en el mismo autobús o tranvía) y durante este tiempo se pueden hacer cambios de líneas y de medio de transporte. Las tarifas son las siguientes:

  • Sencillo: 2,1
  • Ida y vuelta: 4,2 (el de vuelta se debe realizar en 24 horas)
  • 24 horas: 7,5 (hay que tener en cuenta que se refiere a un día natural, no a períodos de 24 horas, así que si lo utilizas por primera vez por la tarde, no dura hasta la tarde siguiente, sino que esa misma noche caduca).
  • 48 horas: 14
  • 72 horas: 18
  • 5 viajes: 8
  • 10 viajes: 14  

Para comprar los billetes hay varias opciones:

  • En todas las máquinas GO situadas en las estaciones de metro, en algunas paradas de autobús y tranvía y también en las estaciones de tren. Aceptan pagos con tarjeta y en efectivo pero con monedas (las máquinas no aceptan billetes). Cualquier compra de importe mayor a 50 € debe pagarse con tarjeta.
  • En los propios autobuses y tranvías, aunque el precio es más caro.
  • En las tiendas BOOTIK. Hay seis en Bruselas: BOOTIK De Brouckère (Rue de l’Evêque, 2); BOOTIK Gare de l’Ouest (estación de Gare de l’Ouest); BOOTIK Midi (estación Gare du Midi); BOOTIK Porte de Namur (estación Porte de Namur); BOOTIK Rogier (estación Rogier) y BOOTIK Roodebeek.
  • En la mayoría de las tiendas y supermercados.
  • En los puestos KIOSK, que son 14 pequeños quioscos localizados en las principales estaciones de metro donde además de venderos los billetes podrán daros información relativa al transporte en Bruselas. Las estaciones que cuentan con un puesto KIOSK son las siguientes: Gare du Midi, Gare Centrale, De Brouckère, Gare du Nord, Louise, Porte de Namur, Rogier, Schuman, Arts-Loi, Gare de l’Ouest, Merode, Montgomery, Saint-Guidon y Simonis. Los KIOSK aceptan pagos con tarjeta y no dan cambio mayor a 5 €.

En Bélgica (sobre todo en Brujas y Gante), el medio de transporte más utilizado es la bicicleta, casi todos los locales se mueven con bici y están algo cansados de las gran cantidad de turistas que invaden sus ciudades, por lo que cuidado cuando vayáis paseando y dad preferencia a las bicis porque no sería la primera vez que arroyan a algún turista.

¿CÓMO LLEGAR A BRUJAS DESDE BRUSELAS?

A parte de la opción de alquilar un coche que siempre existe, hay otras formas de viajar de Bruselas a Brujas. 

  • Tren: en mi opinión, es la mejor opción y la que nosotros elegimos. Cada hora salen unos 2 ó 3 trenes con dirección Brujas. Dura aproximadamente una hora el viaje (siempre que cojas el que es directo). El tren es el que te marca dirección Ostende. Los billetes nosotros los cogimos directamente en las máquinas de la estación, ya que como salen a tantas horas es más cómodo para no ir pendientes del reloj. 

En cuando a las tarifas, el billete estándar son 28,60 ida y vuelta. Pero hay que tener en cuenta ciertas cosas, los fines de semana, si coges ida y vuelta, hay una oferta del 50%, así que lo mejor es organizarte para, si puedes, utilizar esos días para moverte fuera de Bruselas, de esta forma se queda en 15,20. Además, si eres menor de 26 años, puedes coger el Go pass 1 y te sale a 13,20 ida y vuelta.  El Go pass 1 para menores de 26 años te permite viajar por 6,60 a cualquier estación de Bélgica. Y también existe el Go Pass 10 que por 53 euros tienes 10 viajes, es decir 5,30 el trayecto (eso sí para menores de 26 años). También existe un bono de 10 viajes para los mayores de 26 años, el Rail pass. Estos bonos, tanto el go como el rail no son personales y se pueden utilizar por varias personas, así que según los viajes que vayas a hacer vale la pena. Cuidado con intentar coger la oferta de menores de 26 años y tener más años. En alguno de los trayectos, ni siquiera hubo revisor, pero a la vuelta de Gante, conocimos a una pareja española que habían cogido el Go pass 10 para los dos y eran mayores de 26, pasó el revisor y la multa no compensó el haberse ahorrado algo de dinero. 

Una vez en Brujas, en la estación, los andenes desembocan a un pasillo subterráneo perpendicular a las vías que tiene dos salidas. Hay que buscar los carteles que señalan al centro y al salir coger un autobús azul que va a la Grootemarkt. Se puede ir andando, pero está a un par o tres de kilómetros.

  • Autobús: con la compañía Flixbus puedes llegar a Brujas desde Bruselas en 2 horas, sin embargo los horarios son mucho más incómodos que en tren. En cuanto al precio, como las otras veces que ya hemos contado sobre esta compañía, depende de la antelación con la que compres los billetes, pero puedes llegar a encontrar billetes por 5 euros. Si vas a viajar entre semana aún puede valer algo la pena si no te importa madrugar mucho, pero si vas en fin de semana con al oferta del tren no vale la pena utilizar este medio.

¿CÓMO LLEGAR A GANTE DESDE BRUSELAS?

De la misma forma que para ir a Brujas puedes alquilar un coche e ir conduciendo para ir a Gante, pero hay otras opciones:

  • Tren: igual que para Brujas, nosotros elegimos esta opción para ir a Gante. El tren es también el que va dirección Ostende. Y prácticamente suscribo lo mismo que lo dicho antes para Brujas. El precio es más barato (unos 18 euros la tarifa ordinaria a la que se le haría el descuento si viajas en fin de semana; o menos en el caso de que seas menor de 26 años que entonces cogerías el Go pass 1 como explico anteriormente) puesto que está algo más cerca, unos 40 minutos. 

Una vez en la estación de Gante, Sint-Pieters, la principal de la ciudad, nos dirigimos a la estación de tranvía que hay en el exterior de la estación (salida Centrun, a mano izquierda). En una máquina expendedora compramos el billete de tranvía antes de subir al tren (aprox. 1,30€), subimos al tranvía 1 y dentro hay unas maquinitas de color naranja en la que metéis el billete, y se valida. Nosotros paramos en la parada Korenmarkt. 

  • Autobús: al igual que para Brujas, la compañía Flixbus hace viajes a Gante desde Bruselas, pero teniendo en cuenta los horarios y que el precio no va distar mucho del tren, en mi opinión, no vale la pena. 

HORARIOS

Como siempre que se viaja al resto de Europa hay que tener en cuenta que los horarios no tienen nada que ver con los españoles. Los museos suelen cerrar a las 17, incluso en verano, las tiendas suelen estar abiertas hasta las 18, el horario de las comidas es de 12 a 14 y de las cenas de 18 a 21.30 aproximadamente. 

GASTRONOMÍA

  • Waterzooi: guiso a base de pollo, pescado o bogavante, verduras y crema de leche.
  • Filet Americain: carne cruda, picada y sazonada con mayonesa, huevo y diversas especias.
  • Stoofvlees (Carne Estofada): Guiso de carne de buey a base de cerveza, siempre acompañado de patatas fritas.
  • Chicons au gratin (en francés) o las witloof in de oven (en flamenco): endibias gratinadas
  • Hespenrolletjes: endivias cocinadas al horno, enrolladas en una loncha de jamón York y gratinadas con salsa bechamel y queso.
  • Paling in’t Groen: anguila en salsa verde
  • Garnaalkroketten: croquetas de Quisquillas
  • Mosselen met friet: mejillones con Patatas Fritas. Cocinados al vapor con salsas diferentes. La ración tradicional es 1 kilo presentado en una cacerola cuya tapa servirá para depositar las cáscaras. 
  • Croquetas de queso y de gambas
  • Tomate Crevette: quisquillas con mayonesa casera, como relleno de tomates.
  • Konijn met Pruimen: conejo con Ciruelas.
  • Asperges op zijn Vlaams: espárragos acompañados de huevos duros finamente triturados y de mantequilla derretida con un poco de perejil
  • Stoemp: puré de patatas y verduras
  • Patatas fritas
  • Chocolate y bombones de praliné. 
  • Mattentaart: Un pastel pequeño con un diámetro de 8 a 10 centímetros a base de hojaldre, huevos, leche entera, leche mazada, azúcar y aroma de almendras.
  • Speculaas: Sinterklaas (San Nicolás) las trae el 6 de diciembre para los niños, pero las “speculaas”, o galletas de especias, se consumen en Flandes a lo largo de todo el año, generalmente acompañando al café.
  • Cuberdons: Un tipo de caramelo elaborado con almíbar y goma arábiga, y originalmente aromatizado con frambuesa. A causa de su forma, el dulce también se conoce como “neuzeke” o “nariz”.
  • Si una cosa llama la atención en Bélgica es la gran cantidad de cervezas que hay y cada una se sirve con su propio vaso (en la mayoría de las cervecerías). Mirando por Internet he ido recogiendo una lista de las que serían las más famosas, pero hay muchísimas más (para el que no le guste la cerveza, puede pasar de largo de esta sección):
    • Delvaux: aroma floral, elaborada con lúpulo cuidadosamente elegido y levadura con sabor a fruta.
    • Pils o Lager: cerveza ligera, clara y de aspecto dorado. 
    • Stella Artois (5,2 %):, la cerveza belga más famosa en el mundo, una típica lager europea procedente de la recién visitada Lovaina.
    • Cervezas Lambic: La cerveza tiene un sabor seco, vínico y parecido a la sidra, con un regusto ligeramente amargo. La Lambic se puede dividir en dos subclases: Geuze: que se obtiene de la fermentación producida al mezclar Lambic joven con Lambic viejo (Mort Subite, Belle-Vue, Cantillon y Saint-Louis. Mort Subite Original Gueuze (4,5%)) y Kriek que se elabora mezclando cerezas y Lambic. El resultado es una cerveza afrutada y dulce. (Mort Subite Original Kriek (4,5%))
    • Cervezas trapenses: cerveza fabricada por los monjes trapenses o bajo su control. Solo hay siete monasterios en el mundo que producen cerveza trapense y seis de ellos están situados en Bélgica. Estas siete fábricas son las únicas cerveceras autorizadas a etiquetar sus cervezas con el logo de Authentic Trappist Product: Westmalle trippel (9,5%), Westvleteren 12 (10,2%).
    • Cerveza de abadía: Son cervezas fabricadas según la tradición de los monjes, pero no actualmente en un monasterio. Un ejemplo es la Leffe, una cerveza suave y frutal tiene un sabor fuerte después del trago con un toque amargo a naranja (6,6%)
    • Cerveza blanca: cerveza de trigo fresca y perfecta para apagar la sed. A veces se sirve con una rodaja de limón. Hoegaarden (4,9%)
    • Cerveza negra: Normalmente, una cerveza negra o Dubbel contiene entre 6% y 8% de alcohol. Además de las dobles hechas por la mayoría de los cerveceros trapenses, hay otros ejemplos como Sint Bernardus. Esta cerveza tiene un sabor afrutado, especiado y bastante suave (10,5%).
    • Petrus: ciertamente ácida o, incluso, con cierto sabor a champange, refrescante.
    • Gouden Carolus: amarga y afrutada
    • Brugs Tarwebies: suave con levadura picante, aroma de trigo y también algo afrutada
    • Cerveza de cereza: para el que no le guste la cerveza como tal.
  • Wafels (gofres). El postre por excelencia de Bélgica, no puedes irte del país sin probar alguno de ellos (o varios).
  • Aperitivo de vino blanco y ostras en la zona de Santa Catherine en Bruselas. 

Y, hasta aquí este primer post sobre Bélgica. Si tenéis alguna duda sobre qué saber o hacer antes de viajar a Bélgica, no olvides dejarme un comentario o contactar conmigo a través del cuadro de contacto de la página de inicio. 

Tampoco olvides suscribirte al blog si quieres ser el primero en enterarte de las nuevas entradas.

Nos vemos en la siguiente postal.

M.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *